Ir al contenido principal

LA IDEOLOGIZACIÓN DE LA JUSTICIA

¿Cuál es la verdadera razón del derecho si ideologizamos la justicia? En introducción al derecho nos enseñan que la justicia es el fin del derecho pero, ¿cuál justicia? Creo que se refiere al valor cargado de neutralidad, y que es irrealizable, pero que, con el uso apropiado del derecho, siempre respetando dignidades, puede alcanzarse un ideal aceptable de justicia.

La justicia puede ser secuestrada, para adaptarla a una parcialidad ideológica y tergirversar su función como fin del derecho, y lograr una alteración de las concepciones de pluralismo y por ende, de democracia. Así, no es conveniente hablar de la justicia socialista porque la misma no tiene un punto de vista objetivo, pues sus criterios (el de los socialistas que aplican la justicia), no son capaces de ver más allá de sus propias concepciones. Tampoco debemos hablar de una justicia religiosa porque la misma estará al servicio de fines completamente ajenos a la esencia de la justicia.

La justicia debe ser neutra, por ello la ceguez de la dama que la representa. Concebir una justicia ideologizada sólo fomenta el autoritarismo por parte de quien detente el poder, sea un poder de derecha, izquierda, centro-izquierda o cualquier otra tendencia, pero siempre autocrática.

La Justicia debe aplicarse de conformidad con los cánones establecidos (common-law, derecho continental, etc), pero no debe favorecer la posición de poder, pues bajo ninguna circunstancia estaríamos en presencia de justicia.

Muchos alegan que la figura representativa de la dama de la justicia debería carecer de vendaje, entendiendo erróneamente el mensaje que su efigie implica, y si le quitaramos la venda estaríamos en presencia de otra deidad más al servicio de una parcialidad en un sistema de gobierno que usa los sentidos para chantajear el poder de decidir lo justo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ENFITEUSIS

Definición: Es un derecho real y perpetuo en cuya virtud, el titular (enfiteuta) puede usar y disfrutar de la cosa ajena de la manera más amplia, salvo dos obligaciones substanciales de conducirse como se conduce en su casa un buen padre de familia, y de pagar una renta o pensión anual. Se trata entonces de un derecho sobre cosa ajena, que se aproxima al derecho de propiedad. Puede recaer sobre cualquier tipo de bien, mueble o inmueble, pero en la práctica sólo lo hizo sobre fundos rústicos, a su vez, el uso y disfrute de la cosa es ilimitado, y perpetuo, o por lo menos a plazo muy largo, en la práctica, para más de 100 años. El propietario se desprende, entonces, del ius utendi, del ius fruendi, y conserva para sí, de forma muy limitada el ius abutendi.
Diferencias con el usufructo: La enfiteusis puede confundirse con el usufructo, y para evitar esto, es necesario tener claras las diferencias entre estos tipos de derechos reales: b) Por la duración: el usufructo por ser de carácter per…

LOS COMICIOS POR TRIBUS (Comitia Tributa)

Las asambleas populares o Comicios, integraron de manera esencial la estructura política romana durante la Monarquía y la República, en el sentido que implicaban lo involucrado que estaba el ciudadano con los destinos políticos de la nación o patria romana. El ciudadano romano podía hacerse oir en las Asambleas Populares, fuese en los comicios religiosos (calata), o el primigenio comicio civil  en el que las curias que conformaban las tribus tomaban decisiones relevantes (curiata), o en ese comicio máximo (centuriata) que suplantó las funciones del comicio por curias y que permitió una primera aproximación para la plebe a lo que sería el poder político. Conforme lo dispone Rafael Bernad Mainar, posterior a la aparición de la Ley Hortensia, se generó la necesidad de fusionar al pueblo y a la plebe, y esto es lo que pareció ocurrir con los Comitia Tributa que convivieron con los comicios centuriados; es decir, los orígenes de estas asambleas tienen directa vinculación con las Asambleas…

LA TUTELA JUDICIAL EFECTIVA

Consagrada en nuestra constitución, la tutela judicial efectiva implica la posibilidad que tiene todo venezolano de acceder antes los órganos encargados de la función jurisdiccional para satisfacer sus pretensiones jurídicas, y que sean sometidos a un proceso verdaderamente eficaz. Lastimosamente, la tutela judicial efectiva no se verifica en el país en un porcentaje realmente preocupante. La tutela judicial efectiva se encuentra consagrada en el artículo 26 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que nos habla del acceso a los órganos jurisdiccionales para hacer valer nuestros derechos e intereses (inclusive los colectivos y difusos), y en especial a obtener una pronta decisión. Pero es necesario concebir una ampliación de la tutela judicial efectiva relacionándola con el debido proceso, pues es siempre necesaria la concatenación de un concepto con el otro, por cuanto no son independientes entre sí, sino que comportan una unidad esencial en la labor de administraci…