Ir al contenido principal

SEÑALES DE DICTADURA

Estimado lector, venezolano o no, aquí te dejo algunos tips que puedes aplicar a tu situación política actual a manera de poder autoevaluarla y determinar si vives o no en dictadura. Si eres venezolano y consideras que estás viviendo en una dictadura, la magnifica y poética Constitución del año 1999, con claridad dispone la desobediencia civil en su artículo 350... Si vives en otro lugar, déjate llevar por tus valores y recuerda que no existe ley injusta que deba cumplirse.
1. Culto excesivo a la personalidad: el dictador suele ser un personaje con un ego extremo, cuya presencia es la que genera cohesión en sus adeptos, sin su persona en la palestra no hay razón de ser de su dictadura (salvo que tenga características dinásticas, VER CUBA, KOREA DEL NORTE)
2. Poderes plenipotenciarios en cabeza del ejecutivo: El poder ejecutivo resalta frente a los demás poderes, así todas las recomendaciones provenientes del jefe de estado y gobierno son siempre acatadas y tomadas en cuenta, suele existir la epidemia del gobierno por decreto, haya o no sido habilitado para legislar, y las leyes habilitantes suelen ser más comunes que en los países democráticos, se le dan largos períodos como 18 meses, o más.
3. Poderes Públicos complacientes ante un "proyecto" político exclusivo: en consonancia con la señal anterior, cuando el ejecutivo pide algo, la celeridad con la que actúan los demás poderes no independientes es supina, se aprueban leyes, se inician investigaciones, saltan, brincan y por supuesto se enaltece el criterio del líder en haber previsto lo que ellos no.
4. Sólo la idea del líder es válida, porque el líder es el intérprete de la voluntad del pueblo: así, no se concibe la posibilidad de reemplazar al líder, y su imagen acompaña todo, por cuanto es el único capaz de movilizar el aparato político que lo mantiene en el poder, sus ideas son únicas y tienen un carácter dogmático porque la falsa idea de la conexión entre él y el pueblo es una de las columnas de la estructura dictatorial.
5. Disentir del líder y su "proyecto", ipso facto te convierte en alguien que está equivocado o engañado, si no es que resultas traidor o conspirador: porque la dictadura implica la instauración de un criterio único, una verdad absoluta en un universo de no existencia de absolutos. Tratar de ir en contra del patrón establecido por el poder político y pretender pensar de manera distinta, es peligroso para las pretensiones temporales del dictador, pues en la medida que el libre pensamiento se reproduce, las células dictatoriales se destruyen.
6. La existencia de un partido único de gobierno: Para apoyar al líder y su proyecto, debes estar inscrito en la organización política que el ordena, los aliados son prescindibles y pisoteables (PPT, PCV, PODEMOS son verdaderos ejemplos de aliados prescindibles). Mientras que la democracia se caracteriza por la libertad a la hora de constitución de miles de partidos políticos, en la dictadura es necesario que un solo partido se imponga frente a los demás para ejercer el poder. Hay una sola cuota de poder y no existe negociación alguna con foráneos.
7. Tener aliados políticos de dudosa estirpe democrática: El dictador, en su constante labor por proyectarse a nivel internacional, buscará la manera de aliarse con aquellos con quien nadie quiere aliarse, así, buscando protagonismo, se aliará con cualquier gobierno en el que la democracia sea algo desconocido.
8. Exaltación del nacionalismo y la memoria de héroes patrios, generación de enemigos, conspiraciones y atentados: En dictadura, el nacionalismo es despertado en el conglomerado social, se hace repetitivo el uso de símbolos patrios en exceso, de exacerbación del sentimiento nacional hasta el punto de generar reacciones intolerantes e irracionales. En dictadura se usa la figura de los héroes históricos para sustentar la ideología impuesta, tratando de justificar los desmanes y el autoritarismo en la figura de quienes trascendieron en la historia por sus verdaderos hechos heroicos. En este mismo orden de ideas, la exaltación de lo nacional y lo heroico es para poder crear un patrón de opinión en el que existen conspiraciones y enemigos que buscan derrocar al gobierno legítimo constituido, se alude al imperio, a intereses internacionales, pero siempre existe un movimiento antigobierno que busca desestabilizar, y que genera distracción de los problemas reales de la nación.
9. Gobierno centrado en la política y no en el hecho de gobernar: todo tiene que ver con la política, el primer plano es la ideología política, y el gobernar es secundario, el dictador puede hablar por horas, y eso es, para él, gobernar, pero no hay ejecución de políticas públicas que busquen un eficiente manejo de los recursos en aras del bien común.
10. Gasto millonario en propaganda con alto contenido ideológico: El presupuesto del estado dirige una gran partida en medios de difusión del mensaje político que el que gobierna pretende imponer. Surgen medios de comunicación encargados solo de enaltecer el proyecto político, alabando sus bondades y criticando a los que disienten de él. El gasto en volantes, folletos, pautas televisivas, micros de radio y páginas completas en diarios supera el dirigido a educación, vivienda y proyectos. Es posible escuchar en la radio cada cinco minutos un espacio dedicado a recitar las bondades del gobierno de turno.

Estas son sólo 10 señales, hay muchas más, que puedes sentirte libre de añadir, estimado lector, pero estas son las que considero primordiales, evalúa lo que vives, y olvídate de verdades absolutas, de historias únicas, porque la democracia no es perfecta pero por lo menos deja abierta la posibilidad del pluralismo ideológico y el respeto de la dignidad humana. Hay dictaduras constitucionales, que manejan lo jurídico y lo mediático de tal manera, que enmascaran muy bien sus intenciones macabras, y su fin de perpetrarse en el poder por tiempo indefinido.
Amigo lector, la naturaleza humana es libre, el pensamiento sobretodo. Piensa y se libre.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ENFITEUSIS

Definición: Es un derecho real y perpetuo en cuya virtud, el titular (enfiteuta) puede usar y disfrutar de la cosa ajena de la manera más amplia, salvo dos obligaciones substanciales de conducirse como se conduce en su casa un buen padre de familia, y de pagar una renta o pensión anual. Se trata entonces de un derecho sobre cosa ajena, que se aproxima al derecho de propiedad. Puede recaer sobre cualquier tipo de bien, mueble o inmueble, pero en la práctica sólo lo hizo sobre fundos rústicos, a su vez, el uso y disfrute de la cosa es ilimitado, y perpetuo, o por lo menos a plazo muy largo, en la práctica, para más de 100 años. El propietario se desprende, entonces, del ius utendi, del ius fruendi, y conserva para sí, de forma muy limitada el ius abutendi.
Diferencias con el usufructo: La enfiteusis puede confundirse con el usufructo, y para evitar esto, es necesario tener claras las diferencias entre estos tipos de derechos reales: b) Por la duración: el usufructo por ser de carácter per…

LOS COMICIOS POR TRIBUS (Comitia Tributa)

Las asambleas populares o Comicios, integraron de manera esencial la estructura política romana durante la Monarquía y la República, en el sentido que implicaban lo involucrado que estaba el ciudadano con los destinos políticos de la nación o patria romana. El ciudadano romano podía hacerse oir en las Asambleas Populares, fuese en los comicios religiosos (calata), o el primigenio comicio civil  en el que las curias que conformaban las tribus tomaban decisiones relevantes (curiata), o en ese comicio máximo (centuriata) que suplantó las funciones del comicio por curias y que permitió una primera aproximación para la plebe a lo que sería el poder político. Conforme lo dispone Rafael Bernad Mainar, posterior a la aparición de la Ley Hortensia, se generó la necesidad de fusionar al pueblo y a la plebe, y esto es lo que pareció ocurrir con los Comitia Tributa que convivieron con los comicios centuriados; es decir, los orígenes de estas asambleas tienen directa vinculación con las Asambleas…

LA TUTELA JUDICIAL EFECTIVA

Consagrada en nuestra constitución, la tutela judicial efectiva implica la posibilidad que tiene todo venezolano de acceder antes los órganos encargados de la función jurisdiccional para satisfacer sus pretensiones jurídicas, y que sean sometidos a un proceso verdaderamente eficaz. Lastimosamente, la tutela judicial efectiva no se verifica en el país en un porcentaje realmente preocupante. La tutela judicial efectiva se encuentra consagrada en el artículo 26 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que nos habla del acceso a los órganos jurisdiccionales para hacer valer nuestros derechos e intereses (inclusive los colectivos y difusos), y en especial a obtener una pronta decisión. Pero es necesario concebir una ampliación de la tutela judicial efectiva relacionándola con el debido proceso, pues es siempre necesaria la concatenación de un concepto con el otro, por cuanto no son independientes entre sí, sino que comportan una unidad esencial en la labor de administraci…