Ir al contenido principal

CAPITIS DEMINUTIO

La personalidad del ciudadano en la sociedad romana comprende tres elementos: la libertad, el derecho de ciudadanía y los derechos de familia. Cuando se pierde uno de estos elementos se puede considerar que había sencillamente una modificación más o menos grande de su capacidad. En el derecho romano, la concurrencia de los tres estados supone la existencia de la capacidad plena, y si uno de estos elementos desaparece, la persona se extingue. Esta extinción es llamada Capitis Deminutio, comparada muchas veces con la muerte, pero en realidad las consecuencias de la una y la otra difieren sustancialmente, porque la primera supone la extinción puramente civil, pero la supervivencia de la persona natural produce importantes efectos.
Las causas que conducen a la Capitis Deminutio pueden ser más o menos graves. En este orden de ideas, el que pierde la libertad se hace esclavo y no tiene ningún tipo de personalidad en el derecho civil; el que pierde la ciudadanía queda libre, pero será ahora un peregrino, y el que pierde sus derechos de familia queda libre y sigue siendo ciudadano, no hace más que cambiar de personalidad civil, cambiar de estado.

Capitis Deminutio Máxima:
La sufre el individuo que pierde la libertad y, consecuencialmente, la ciudadanía y la familia. Esto ocurre en los siguientes supuestos:
a.    Liberto condenado por ingratitud contra su antiguo amo.
b.    Aquellos condenados a las bestias o a las minas, que se hacían esclavos de su pena.
c.    Hombres libres que se hacían vender, de manera fraudulenta, en el mercado como esclavos para obtener una ganancia económica, valiéndose de un cómplice.
d.    Por cautividad en guerra internacional (algunos autores establecen que los ciudadanos romanos, en esta situación conservaban sus derechos, pero los mismos se mantenían en suspenso)

Capitis Deminutio Media:
    La sufre el individuo que pierde la ciudadanía, y en consecuencia, pierde la familia, pero no pierde la libertad. Esto sucede en los siguientes supuestos:
a.    El que sufría la interdictio aqua et Igni.
b.    El que sufre la condena de deportatio in insulam. En este supuesto el Emperador podía acordarle al deportado la restitución simple o entera, la primera implica que el ciudadano nada más recupera su ciudadanía. Será entera, cuando recobra por completo su condición anterior, es decir, todos sus derechos políticos, familiares y patrimoniales.

Esta modalidad no extingue la personalidad jurídica del individuo pues, como ya se dijo, subsiste la libertad, y el individuo que la sufre deja de ser ciudadano romano y pasa a ser peregrino, lo cual desmejora la personalidad jurídica.

Capitis Deminutio Mínima:
    Hay Capitis Deminutio mínima para toda persona que perdiendo los derechos que tenía en su familia, conserva la libertad y la ciudadanía. Esto sucede en los siguientes supuestos:
a.    El sui iuris que se hace alieni iuris. Esto sucede cuando el sui iuris se somete a la adrogación, o en el caso de una mujer sui iuris que caiga in manu, es decir, contraiga matrimonio.
b.    Cuando un alieni iuris se convierte en sui iuris, en virtud de la emancipación. (cabe destacar que el alieni iuris que se hace sui iuris por la muerte, esclavitud o pérdida de la ciudadanía del padre, no sufre capitis deminutio)
c.    Cuando un alieni iuris pasa de una potestad a otra. Así tenemos que sufren esta modalidad los hijos del adrogado, el hijo dado en adopción, la mujer alieni iuris que cae in manu, y el hijo dado in mancipium.
d.    Cuando al hijo emancipado se le revoca la emancipación.
e.    Cuando son legitimados los hijos habidos de un concubinato.
OJO NO HAY CAPITIS DEMINUTIO MINIMA EN EL CASO DEL ESCLAVO QUE ES MANUMITIDO.

Efectos de la Capitis Deminutio:
1.    Sin importar el tipo de capitis deminutio, la misma conlleva como principal efecto la extinción de la personalidad civil y produce la pérdida de los derechos civiles de la persona.
2.    El parentesco agnaticio se rompe, así como el de gentilidad, es decir, sale de la familia y de la gens, perdiendo los derechos de sucesión.
3.    La capitis deminutio del patrón, o del manumitido, extingue el patronato.
4.    El afectado por la capitis deminutio pierde todos los bienes que componían su patrimonio. Estos bienes pasan al señor o amo, en el caso de haber caído en esclavitud; pasan al estado, cuando ha sido condenado por la comisión de un delito;  al adrogante o al marido. Los derechos de usufructo y de uso se extinguen con la capitis deminutio.
5.    Se extinguen las deudas del afectado por la capitis deminutio, subsistiendo sólo aquellas deudas que provienen de la comisión de delitos, en razón de orden público, siempre y cuando el delito se hubiere cometido antes de caer en capitis deminutio.
6.    Se extingue la personalidad jurídica para el derecho civil pero no para el derecho natural, por cuanto el afectado conserva el parentesco de sangre, y sus obligaciones para el acreedor dejan de ser civiles y pasan a ser obligaciones naturales.
7.    Los pretores, para salvaguardar los derechos de los acreedores les permitieron actuar contra aquellos que obtenían los bienes del afectado por la capitis deminutio, para que sus acreencias no se hicieran ilusorias. Esto en el caso de la máxima y la media. En el caso de la mínima, se considera la misma como no existente y por ende, el acreedor conserva sus acciones.

Comentarios

  1. Profesor Pedro Uribe; un saludo muy cordial. Excelente página donde bajas toda esta información respecto a la cátedra de Derecho Romano; le informo que soy estudiante del primer año sección I UCAT disculpe el abuso; si puedes descargar parte del tema 13,14, y 15 que los tengo incompletos dentro de mi temario esto con la finalidad de ilustrarme más respecto a tan importante materia
    Sin más que agregar me despido de usted

    ResponderEliminar
  2. Excelente explicacion. muchas gracias

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por el aporte, muy buena explicacion.

    ResponderEliminar
  4. Peddro Manuel, Muy buena su información sobre este tema del Derecho Romano, Tiene esto algo que ver con "las letras mayusculas" que se utilizan en los documentos oficiales ?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

ENFITEUSIS

Definición: Es un derecho real y perpetuo en cuya virtud, el titular (enfiteuta) puede usar y disfrutar de la cosa ajena de la manera más amplia, salvo dos obligaciones substanciales de conducirse como se conduce en su casa un buen padre de familia, y de pagar una renta o pensión anual. Se trata entonces de un derecho sobre cosa ajena, que se aproxima al derecho de propiedad. Puede recaer sobre cualquier tipo de bien, mueble o inmueble, pero en la práctica sólo lo hizo sobre fundos rústicos, a su vez, el uso y disfrute de la cosa es ilimitado, y perpetuo, o por lo menos a plazo muy largo, en la práctica, para más de 100 años. El propietario se desprende, entonces, del ius utendi, del ius fruendi, y conserva para sí, de forma muy limitada el ius abutendi.
Diferencias con el usufructo: La enfiteusis puede confundirse con el usufructo, y para evitar esto, es necesario tener claras las diferencias entre estos tipos de derechos reales: b) Por la duración: el usufructo por ser de carácter per…

LOS COMICIOS POR TRIBUS (Comitia Tributa)

Las asambleas populares o Comicios, integraron de manera esencial la estructura política romana durante la Monarquía y la República, en el sentido que implicaban lo involucrado que estaba el ciudadano con los destinos políticos de la nación o patria romana. El ciudadano romano podía hacerse oir en las Asambleas Populares, fuese en los comicios religiosos (calata), o el primigenio comicio civil  en el que las curias que conformaban las tribus tomaban decisiones relevantes (curiata), o en ese comicio máximo (centuriata) que suplantó las funciones del comicio por curias y que permitió una primera aproximación para la plebe a lo que sería el poder político. Conforme lo dispone Rafael Bernad Mainar, posterior a la aparición de la Ley Hortensia, se generó la necesidad de fusionar al pueblo y a la plebe, y esto es lo que pareció ocurrir con los Comitia Tributa que convivieron con los comicios centuriados; es decir, los orígenes de estas asambleas tienen directa vinculación con las Asambleas…

LA COSTUMBRE COMO FUENTE DE DERECHO ROMANO MONÁRQUICO

Las primeras manifestaciones de las normas jurídicas las encontramos en Roma, específicamente en el derecho consuetudinario. Primeramente, se encuentra a los mores maiorum, o costumbres de los antepasados "que se hicieron vinculantes en la conducta social de los ciudadanos tras un proceso de divinización, apoyado sobre la moralidad en el marco de las relaciones familiares, fundamentalmente”(Mainar, 2009). En este período monárquico de Roma, las relaciones interpersonales no suponen mayores complicaciones y se puede inferir que ante esta situación no surge la imperiosa necesidad de tener leyes escritas sino hasta mucho después, instaurada la República. Dentro del marco definitorio de fuentes de producción, no escritas, ya sean percibidas como el órgano que produce la norma jurídica o el resultado de la labor de dicho órgano, referidas, obviamente a la costumbre, se podría decir, que esas costumbres ancestrales (mores maiorum) son el origen de lo que se puede definir como costumbre …